La iglesia

La fábrica actual de la iglesia parroquial del pueblo, bajo la advocación de Santa Eufemia, data del siglo XVIII, aunque consta que se construyó sobre otro templo de más antigüedad. La espadaña y la escalera de caracol son posteriores y datan del siglo XIX. Consta de dos naves: principal y grada. Un bonito arco de medio punto, en piedra, separa ambas naves cuyos techos están artesonados.
De la estructura del edificio destacan también dos arcos apuntados y uno de medio punto de piedra sobre los que descansan la techumbre de la nave principal así como la tribuna. Tiene varios añadidos a su estructura por el lado del mediodía: la sacristía y unos cuartos usados hoy como trastero y que antiguamente fueron sario, quedando los antiguos contrafuertes dentro de los añadidos posteriores. En el exterior existe un pequeño atrio de entrada con una hornacina donde antiguamente había una imagen en piedra de la patrona. En el lado del mediodía existen los restos de lo que parece haber sido una puerta tapiada, cuyo dintel se remata con una ventana labrada. También existe otra ventana labrada de Santa Eufemia que ilumina la hornacina interior de la patona. En el interior destaca sobre los otros tres retablos el retablo mayor del siglo XVIII y también el Cristo crucificado del siglo XIII, que fue emparedado en el pasado y hace algunos años fue recuperado y restaurado. Hay también dos pilas bautismales talladas en piedra de considerables dimensiones.
Está dedicada a Santa Eufemia, patrona de la localidad, cuya talla ocupa un lugar preferente en el altar mayor, de estilo Prebarroco del XVII. De entre el resto de tallas del templo destacan, uno crucificado del siglo XIII así como la imagen de San Sebastián, un Cristo y una Santa Catalina de Alejandría del XVI.

Santa Eufemia de Calcedonia

Las reliquias de santa Eufemia se conservan en la Catedral de Rovinj. El sarcófago data del siglo III, es de mármol, pero está sin terminar. Tiene 208 cm. de largo, 195 cm. de altura y 95 cm. de ancho. Dentro se guardan los huesos de la santa, envueltos en fina tela dorada.    

Esta fiesta figura en algunos libros importantes de la Antigüedad donde se dan las listas de las memorias de los santos que se celebraban en cada lugar. Uno cuenta un milagro que se recuerda en esta fiesta, y que tuvo lugar durante la celebración del Concilio de Calcedonia. Las dos profesiones de fe, la ortodoxa y la eutiquiana (la que profesaba el hereje Eutiques, que negaba la doble naturaleza humana y divina de Cristo), fueron colocadas sobre el pecho de la santa, en su tumba. Después de algunos días, reabierta la tumba que había sido debidamente sellada, se encontró el texto herético en los pies de la mártir, mientras que el ortodoxo estaba en su mano derecha.

Eufemia nació en Calcedonia, ciudad de Bitinia (Asia Menor), cercana a Constantinopla. Era hija de un senador llamado Filofronos y de su mujer Teodosia. Desde su nacimiento fue consagrada a la virginidad.

El gobernador de la ciudad, Prisco, había decretado que todos sus habitantes participaran en los sacrificios al dios Ares. Eufemia fue descubierta con otros cristianos que se escondían en una casa, rindiendo culto al Dios de Jesucristo, desafiando las órdenes del gobernador. Debido a su negativa a sacrificar, fueron torturados durante varios días, y luego entregados al emperador para nuevas torturas. Eufemia, la más joven del grupo, fue separada de sus compañeros y sometida a tormentos particularmente duros, incluida la rueda, con la esperanza de quebrantar su espíritu. Se cree que murió por las heridas de los leones o de un oso salvaje en la arena bajo el emperador Diocleciano (284-305). Posteriormente se construyó una magnífica catedral en Calcedonia sobre su tumba.

Por lo general, se la representa con la palma del martirio, la rueda y, a su lado, uno o más leones. La fecha exacta de su martirio parece haber sido el 16 de septiembre del año 303. El Concilio de Calcedonia, celebrado en el año 451, tuvo gran influencia en la difusión del culto a esta santa. Desde entonces, su fiesta se fue extendiendo gradualmente por toda la cristiandad y le fueron dedicadas muchas iglesias, como nuestro templo parroquial de Villaseco. 

Cristianos devotos recogieron su cuerpo y lo llevaron a Constantinopla, la capital oriental del Imperio romano, donde el emperador Constantino hizo edificar una iglesia en su honor. Su sarcófago permaneció allí hasta que llegaron los iconoclastas (destructores de las imágenes religiosas), en el año 800. De acuerdo con la tradición, una noche de tormenta, el sarcófago desapareció de Constantinopla, y el 13 de julio de ese mismo año llegó a la costa de Rovinj (Croacia). Fue recogido por un joven que, arrastrándolo con la ayuda de dos caballos, lo llevó hasta la iglesia de San Francisco. La aparición del sarcófago se consideró milagrosa, de modo que los habitantes empezaron a venerar a la santa como su patrona.
Ayuntamiento de Villaseco del Pan, C/Santa Eufemia S/N Cp: 49181, Villaseco del Pan - Zamora
Teléfono: 980 55 44 05 Fax: Correo electrónico: aytovillaseco@yahoo.es
Inicio de Página Accesibilidad Aviso Legal